miércoles, 25 de diciembre de 2013

Excepción

Las hojas rojas
que crepitan en mi pecho
dejan polvo helado
por mis inmediaciones.
Mis páginas más blancas
son hormigón dolido.
Grave peso
tu leve paso
hacia mis huellas perdidas.
Van muriendo los cantos,
desafinadas nanas
de apagado eco.
Será hora de verdades,
la excepción es mi condena.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

AURELIO ARGEL, IN MEMORIAM.

Hoy otoñó la primavera y el sol es falso. Hoy lloran los hayedos y las criaturas aladas y diminutas de todos los senderos de las na...