domingo, 1 de diciembre de 2013

Smartphone

Asomado al móvil
contemplo paseantes
que en la mano portan
minúsculas ventanas
de vidrios táctiles
en las que vivimos más
que en lo palpable.
Mi salón es cabina
de aeronave
en denso tráfico
a golpe de pulgar.
Estáticos viajes
de no andar
ni por casa.
Parlamento vano
de datos robados,
mucha voz
y poco voto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ME VIERON.

Me vieron en el funeral de un punto muerto y yo disimulando. Soplé velas numeradas, sin presión desde una boca inhábil, celebrando u...