lunes, 30 de diciembre de 2013

Prescripción sin facultar.

Para qué estañar la llaga
cuando es interno el desangre
y cárdeno es el reflejo.
Vendas y bálsamos sobran
para el mal de la hidra
que se duplica a cada tajo.
Metastático abceso
a cada intento de reconducir
este caos sanguíneo.
Indolencia a dósis masiva,
sonrisa partida
y rostro lavado
en matinal escarcha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...