sábado, 25 de abril de 2015

Devenir.

Habría que dormir el alba,
no despertarlo,
cautela. 
Habría que ensanchar la noche,
anclar el tiempo
al abrigo del deseo
y morir mil veces,
abortando amaneceres.
Descansar de los sucesos,
inmune a los azares
y a lo predecible.
Pausar el relato
congelando personajes.
Bajarse en marcha
de esta órbita.
Habría que pensarse bien
el devenir satisfactorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

TAN FUERTE.

Soy tan fuerte, tan entero me encuentro que no me asusta la muerte que me ronda. Tan fuerte estoy que no me horroriza respirar por e...