viernes, 13 de noviembre de 2015

RESBALADIZAS CALLES.

Calle Covadonga.

Resbaladizas son las calles de humedad vestidas. 
Calles que a los templos llevan, 
aun ignorados, 
templos muertos
con soberbias atalayas de llamada a arrodillarse,  
presidiendo las mañanas 
de domingos no buscados. 
La gente vive, 
pasea, conversa y carga 
con las rutinas leves 
que te anclan a la acera. 
Un contenedor travieso,  
tras la farola oculto,  
juega al escondite 
con el que sólo mira. 
Mira y por mirar no aprende, 
más testifica 
en el proceso largo 
de este crimen de existencia. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BARCELONA.

Al grito de dioses viejos y odios cultivados, se siegan vidas al paso para germinar rabia en bruto. Tras la sangre injusta y alguna p...