viernes, 13 de noviembre de 2015

RESBALADIZAS CALLES.

Calle Covadonga.

Resbaladizas son las calles de humedad vestidas. 
Calles que a los templos llevan, 
aun ignorados, 
templos muertos
con soberbias atalayas de llamada a arrodillarse,  
presidiendo las mañanas 
de domingos no buscados. 
La gente vive, 
pasea, conversa y carga 
con las rutinas leves 
que te anclan a la acera. 
Un contenedor travieso,  
tras la farola oculto,  
juega al escondite 
con el que sólo mira. 
Mira y por mirar no aprende, 
más testifica 
en el proceso largo 
de este crimen de existencia. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

MINOTAURO CIEGO.

Recolectando monedas sueltas de tiempos muertos, mientras  buscaba lágrimas viudas en cualquier cementerio, cayeron como llamada todos...