lunes, 14 de marzo de 2016

Catálogo ocular.

Hay ojos de gelatina,
huidizos ojos
de mirada viscosa,
breve e insostenible.
Ojos afilados,
resentidos ojos
que arrasan el aire.
Huecos ojos hay,
que el vacío enfocan
y resultan mudos
en la interacción.
Hay ojos estridentes,
que a voz en grito llaman
y te acorralan.
Ojos cantores
de baladas tristes
que te dejan llagas
en el entrecejo.
Ojos de agua,
limpios de sal,
que te evocan la humedad
y la tibieza a granel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...