viernes, 4 de marzo de 2016

SIN NOTICIAS.

Esperando una señal.

Sin noticias del Cielo, 
se espera señal visible, 
mas la nada es impasible 
corriendo tupidos velos 
sobre la fuerza imposible 
que genera la cabeza, 
cuando le falla la pieza 
de la razón más plausible. 
Y me embarga la pereza 
si pienso en todo lo humano. 
De lo divino estoy sano, 
no padezco esa flaqueza 
que se nos va de las manos, 
imbuída en nuestra infancia, 
fomentando la ignorancia,  
por temor a los gusanos 
que nos restan la prestancia 
que tendría un resucitado, 
una vez fuera juzgado
por esa familia rancia 
del genocida desbocado, 
una adúltera paloma 
y el fallido cromosoma 
del profeta torturado. 
Que con su pan se lo coman 
los crédulos de agua bendita 
y las sotanas marchitas 
que a no vivir aleccionan.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BATRACIO.

Uno va a aprender  a recuperar palabra,  aunque sea más croar  de batracio en charca,  que no príncipe encantado  y no habrá beso ...