martes, 22 de marzo de 2016

La noche un suspiro.

Era la noche un suspiro terrible
cuando te hiere lo cercano.
Es la norma prevalecer
y guardar recuerdos
en cargador preventivo.
Postura de superioridad moral
en reserva,
no vaya a ser que te crezcas,
miserable con pasado,
y oses cuestionar lo ajeno.
Situarse es bueno.
Somos tan poco
que tampoco importa.
Que te quieren,
dicen,
con la navaja de memoria
para la tajada oportuna.
Menuda mierda de amor
a cuchillada reservada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...