viernes, 8 de abril de 2016

DE NUEVO CUÑO.




Quisiera ser de nuevo cuño, 
recién llegado, 
fresca llovizna en la tierra vieja, 
mas no podrá ser. 
Tiempo llevo ya en la escena, 
cual perchero ignorado, 
y la corteza arreció 
en torno a mis savias. 
Sobrado tránsito 
para nuevo sello 
en este viciado envoltorio 
que no aparcó en consignas. 
Envidia de la esperanza, 
del entusiasmo iluso 
que ya no cuaja en mis costuras. 
Quisiera no pecar tanto de resabiado, 
que los himnos nuevos me elevaran 
en levitación sobre banderas de concordia, 
mas los himnos huelen a templo 
y las banderas son mordaza, 
coraza para los miedos 
que yo, 
a éstas alturas, 
no padezco. 
Aun así, 
a regañadiente leve, 
como perro viejo, 
dejadme ver otra cosa 
que ya bien estuvo de tanto mal, 
y no hubo fracaso 
que mejora no aportara. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BATRACIO.

Uno va a aprender  a recuperar palabra,  aunque sea más croar  de batracio en charca,  que no príncipe encantado  y no habrá beso ...