jueves, 21 de junio de 2007

DOLOR DE MEMORIA

Hay recuerdos en bucle
que se diluyen extraviados,
retornando en porciones,
en dósis justas
de posología prescrita.
Lo descartado
por incómodo,
convenientemente desechado,
deja un poso rancio
de vinagre tinto
que macera la mente,
y a veces,
inesperadamente cruel,
surge el escozor,
el doler de lo ocurrido
aunque ignorado.

2 comentarios:

  1. Excelente.

    convenientemente desechado,
    deja un poso rancio
    de vinagre tinto
    que macera la mente,

    ResponderEliminar
  2. Ciertas cosas escapan a nuestro control

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...