domingo, 17 de junio de 2007

EXTRAÑO

Indocumentado,
carente del visado
que da lo hecho,
no existo y estoy
en la invisibilidad.
Transparente a tus ojos
pero espeso,
cual gelatina amarga.
Tarjeta estampada
que da contingencia,
turno en la cola
de peregrino de ventanilla.
Sin verme
te incomodo
pues crees que el aire es tuyo
cuando a mí me trajo,
me empujó,
tu mismo viento.

1 comentario:

  1. Es duro ser siempre un extraño, que te miren, te hablen, como a tal.

    Me ha gustado.

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...