martes, 26 de junio de 2007

MISIÓN DE PAZ

Ataúdes prematuros,

envueltos en estandarte caminan

levitando en jóvenes hombros

de hermanos de fusil.

En tierras de sangre,

de dioses enfrentados

desde el inicio,

desde el alba de las culturas.

En tierras de labor de espada,

aradas a alfanje y versículo

y trilladas a tabla,

tabla de Moisés,

la vieja Iberia pierde hijos,

propios y adoptados,

hijos.

Las madres,

descarnadas de la entraña,

desgarran el aire con el grito

que se apaga en el canto engolado,

en el himno ritual.

Parabienes en nombre de la paz,

paz que se retrasa,

que no llega

pues no le dejan sitio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...