domingo, 26 de abril de 2009

ESTACIÓN SIN CONVOY

No es tránsito
la vida,
que es el único
andén,
de partida
y de llegada.
Única estación
por la que vagamos,
acumulando equipaje,
sumando encuentros,
restando viajes,
esperando un tren
que no llega
o pasa de largo.
Pasajeros,
no viajeros,
efímeros expectantes,
con un término,
sólo uno,
siempre cierto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...