domingo, 26 de abril de 2009

INCERTIDUMBRES

Si el respirar
ya es incierto,
el latir
es a débito,
qué certeza
hay de un mañana
normal,
plácido,
tranquilo.
Qué mas da
el disturbio
si el aliento
caduca,
siempre prestado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

A LA DÉCIMA VA LA VENCIDA.

A esta altura del camino  pesa menos la conciencia,  se toman ciertas licencias,  se asume que no hay destino.  La leve fuerza del sino  no ...