miércoles, 14 de agosto de 2013

Ausencias

Aun contando con la ausencia,
con lo implacable de los fines
diagnosticados y evidentes,
no se asume la carencia
hasta no consumar la esquela.
Entonces regresan los momentos,
las probabilidades perdidas,
el extravío de encuentros.
Rebobinado cruel
de imágenes y climas,
de estados de gracia,
de minutos grabados
en currículum.
Iré al rito
de la despedida cierta
y te mudaré
desde la entraña
a la memoria,
donde hallarás cobijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...