martes, 27 de agosto de 2013

El roce

De proximidades
vino el roce,
que a veces
cariño trajo,
otras trajo dentellada
de territorial fiereza,
mas la fiereza
tiene chispa de ternura
en el incendio furtivo
de las sábanas sitiadas.
El roce irrita,
o te surte el escalofrío.
Rozar da vida
o mata vitalmente
pues sólo vivo
morir se puede.
Rozarse es un anhelo
o una verdad a bocajarro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...