sábado, 17 de agosto de 2013

Carretera

Es la carretera
la que devora retornos
y a kilómetros late
mientras respiramos
líneas discontinuas.
Tras el  cambio de rasante
travesías limittadas
de fugaz vivencia.
Áreas de descanso
alojan ansiedades
y el destino
es ojo de aguja
donde enebras el trayecto.
Cantan himnos
los neumáticos,
zarpas torpes
de felinos metalizados.
Adelantamietos osados
rezagando recuerdos
de otras vidas improbables.
Viaje en recto
sobre la  vieja esfera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

A FRANQUEAR EN DESTINO.

Entre las camisas ahorcadas, huecas de mí, hay aún sitio para otro hábito que monje nuevo haga para cualquier próximo rito. Porque me...