miércoles, 7 de agosto de 2013

RUMBITAS TRANSCENDENTALES

Para mí,
que no hay pecado concebido
tampoco ansío lo prohibido
como si fuera obligación.
Ya viví
por muchas mieles y amarguras,
de la razón y la locura
siempre sacaba una lección.
Y es que es breve,
lo que da gozo y duele,
que lo que vive muere,
el perfume y la flor.
Tú, si quieres,
a un ser supremo teme,
hazte la vida leve,
y que te lleve Dios.
Y es verdad,
que al prójimo no hay joderlo,
y no preciso "pa" saberlo,
que me lo diga un carcamal.
Respetar,
esa es la norma en este valle,
sin reparar en el detalle,
así se puede transitar.
Y es que es breve,
lo que da gozo y duele,
que lo que vive muere,
el perfume y la flor.
Tú, si quieres,
a un ser supremo teme,
hazte la vida leve,
y que te lleve Dios.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...