Gabo

Anunciada era la muerte 
en las crónicas sin alma,
pero Macondo llora,
huérfano de las cartas
que el coronel espera
y que ahora, en certeza,
no tiene quien le escriba.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CEDIENDO PASO A LA PRIMAVERA.

DESEOS 2017.

816