martes, 1 de abril de 2014

Tras la rabia...

He visto las dunas
por sábanas fieras,
navegué las pieles,
bebí las fronteras
y el néctar de la redención,
mas tu sabes que yo
colgaré mis zapatos
en hilos de lluvia,
soliviantaré charcos
que duermen a oscuras
y quizá, a lo mejor,
tras la pena, la flor.
Haré casa en tu valle
sembrando ventanas,
cortinas de niebla
huídas de mañana,
mi locura en porción,
tras la rabia el amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ESTA PATRIA.

Esta patria de lo mío,  en la que las banderas no ondean  ni suenan himnos en fanfarria,  a veces duele de gente náufraga,  de gente mediter...