lunes, 28 de abril de 2014

LO VUESTRO

Podría preguntarte el precio
del dobladillo del alma,
sé que me dirás que es barato
plegar razones,
por treinta monedas
tendré buen terno
que adecente mi estampa
a redento pecador.
Puedo preguntar por la esencia
de lo humano de a diario
y me llevarás excursionado
a santuarios dominicales
que me ilustren de nada.
No alivia de luto
tu vida eterna,
ahora tornada multiverso
como guión adaptado.
Bien sé que mientes
aunque te creas creado,
miedoso simio que mendiga
prodigarse en ese tiempo que no es.
Déjame condenado
a esas penas que te intimidan,
así, descreído de lo vuestro,
dudoso de lo real. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ME VIERON.

Me vieron en el funeral de un punto muerto y yo disimulando. Soplé velas numeradas, sin presión desde una boca inhábil, celebrando u...