martes, 15 de abril de 2014

Palos de ciego

Palos de ciego
son mejor
que regalar mejillas
a la bofetada injusta.
Morir matando
es la opción
a otorgar el cuello
en el patíbulo. 
Vencido en las batallas
antes que cautivo
del azar y el tiempo.
Algo habrá que hacer,
aún despeñado,
pues la inacción
es asma terca,
ojeador ahorcado.
No se deshila la madeja
por gravedad
o anhelo,
corte reclama
a riesgo de amputarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

Ese dios que nunca hubo.

Ese dios que nunca hubo, que nos hizo cobardes a la par que soberbios. Cobardes para necesitarlo y demasiado soberbios como para no ac...