viernes, 12 de septiembre de 2014

Imponderables

No todo se resume
analizable.
El vaso estalla,
se pierde la palabra justa
en recovecos muertos.
No hay previsión
y la catástrofe se instala
o se escabulle bajo la puerta.
Cálculo,
formulación,
expectativa y la hiel,
mácula en un labio,
tornados de ropa sucia
sin parada en ciudades esmeralda.
Rieles de cortina ahumada
entonando sonatas
de aires viejos.
No todo es ley
o no atina la física
para exorcizar los hechos.
Tiempo en espiral
que baila valses burlescos.
Quizá sea tarde,
quizá mañana o tampoco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BATRACIO.

Uno va a aprender  a recuperar palabra,  aunque sea más croar  de batracio en charca,  que no príncipe encantado  y no habrá beso ...