martes, 3 de febrero de 2015

BIEN PODÉIS.


Bien podéis llamar al bando 
de estorninos disgustados 
y contar picos 
en el aire saturado, 
para mostrar al mundo 
la densidad sonora de los justos.
Bien podéis trinar colores, 
sacos de alpiste 
y nido asegurado, 
cerrar las filas, 
clamar al Cielo 
de la justicia redentora 
y ser la daga de Bruto 
en el hediondo Senado. 
Bien podéis barrer el templo 
de mercaderes y usura, 
tener escolta de olivo y palma, 
aclamados por los que esperan. 
Bien podéis decir verdad, 
la del arriero incluso, 
pero es de ciprés 
la sombra de Judas ahorcado. 
Bien podríais, 
quizá podáis, 
quizá creáis en las bienaventuranzas 
que soberbios proclamáis, 
pero panes y peces 
no son múltiplos fáciles 
en tierra de gentiles. 
Bien podíais poder 
mas yo no puedo 
comprar el libro que os narra 
en versículos tan rimados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ADVERTENCIA.

Hoy desperté en amargo,  de mal bocado,  nublado de rabias,  tendente a lo lastimero  y lastimoso.  Hoy me levanté  a contrahu...