sábado, 21 de febrero de 2015

Soñar un cuello,
la tibieza latente
de la cara interna
de un muslo fronterizo.
Sed de aliento,
de carne, hambre.
Sed y sueño,
hambre,
anhelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BARCELONA.

Al grito de dioses viejos y odios cultivados, se siegan vidas al paso para germinar rabia en bruto. Tras la sangre injusta y alguna p...