sábado, 21 de febrero de 2015

Soñar un cuello,
la tibieza latente
de la cara interna
de un muslo fronterizo.
Sed de aliento,
de carne, hambre.
Sed y sueño,
hambre,
anhelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

AURELIO ARGEL, IN MEMORIAM.

Hoy otoñó la primavera y el sol es falso. Hoy lloran los hayedos y las criaturas aladas y diminutas de todos los senderos de las na...