jueves, 26 de febrero de 2015

Tenga usted en cuenta...

Tenga usted en cuenta la muerte, 
que si bien no es entidad, 
sí es momento. 
Tenga usted en cuenta lo breve, 
o quizá no tanto, 
que se estima la presencia, 
porque la ausencia 
no cuenta, 
quizá en memoria ajena
por corto espacio de tiempo 
pero a usted, 
téngalo en cuenta, 
no le quedará constancia. 
Tenga usted en cuenta el azar, 
que no hay renglón escrito 
que determine el segundo 
en el que nos toque finar. 
Tenga usted en cuenta sus actos, 
sus omisiones imprudentes, 
su transitar entre los demás 
que, 
quizá su huella, 
acelere la primera palada de tierra 
para alojar su osamenta. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...