sábado, 21 de febrero de 2015

Río y agua.

El río advierte al agua
que habrá desembocadura,
que gobernará la sal
y sufrirá mal de espuma.
Mas el agua corre
besando orillas,
promiscua de peces, 
durmiendo entre los juncos,
ajena a las galernas
y a la chalupa suicida.
El río avisa,
sabio en recorrido,
el agua ignora dulce
la línea de horizonte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...