sábado, 16 de mayo de 2015

Alborada.


Alborea tu nombre madrugado, 
cada mañana alba, 
blanca página de cada día, 
Alborea tu persona 
en nueva jornada, 
pues en tí la aurora crece 
y desde mi tarde te contemplo. 
Mi alborada eres, 
mi Diana, 
y en tí despierto, 
siempre al alba.
Al alba de los trinos 
y del redoble, 
pues soy reo, 
y al alba me fusilan 
las torpezas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ESTA PATRIA.

Esta patria de lo mío,  en la que las banderas no ondean  ni suenan himnos en fanfarria,  a veces duele de gente náufraga,  de gente mediter...