lunes, 4 de mayo de 2015

ROSTRO Y GESTO.


Guardan los rostros fantasmas, 
polizones de crucero, 
que usurpan la mirada impostora
para contar historias 
que nunca supieron relatar. 
Surcos deja la vivencia 
y es erial el rostro yermo, 
intenciones hay 
nunca cubiertas, 
anhelo en el párpado, 
sed en la comisura. 
Un primer plano 
siempre curvo 
de carencias, 
parábolas, 
ecuación e incógnita. 
Mírame 
o no me mires, 
que yo te miro 
y te expongo 
a la intemperie de luces 
que te modelan el gesto, 
para que mientas 
o no, 
para que fluya 
lo que te robo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

SÁBADO DESTEMPLADO.

Llegan las horas rezagadas  de un sábado destemplado  de madrugada de máscara  que obvié por desencanto.   En la taberna atruena e...