martes, 5 de mayo de 2015

El mismo día.

Llega el día
y la pausa,
este no avanzar,
el intermedio.
Raro será
que algo acontezca,
salvo el chasquido
periódico
del engranaje.
Lloverá quizá,
quizá respire
el mismo aire
que avinagra.
Vagón inerte,
inerme yo
para abrir brecha.
Llega el día,
el de siempre,
el de todos los días
que me ancla al meridiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...