Alguien tenía que hacerlo.

Bien hubiera querido
hacer épica en las letras,
desgranar arte
en luces de paz libre.

Bien hubiera querido
amansar jaurías
con la palabra certera,
sin sermón de montaña
mas con razón limpia.

Bien hubiera querido
ser libertador en las leyes,
en los derechos juglar,
andante caballero,
destartalado y justo.

No fue así,
en cambio;
mientras otros
batallaban la octavilla,
la pancarta impoluta;
alguna vez,
forastero,
tuve que ser
quien disparó
a Liberty Valance.


Comentarios

Entradas populares de este blog

CEDIENDO PASO A LA PRIMAVERA.

DESEOS 2017.

816