martes, 31 de enero de 2017

Cangrejo.

Y tenia que llegar el cangrejo
a esta playa devastada.

A este depósito de arenas viejas,
que se creían impunes
a las plagas tan corrientes.

Pero no,
hay que excavar los castillos,
limpiar las mazmorras
de tanta palabra encarcelada,
y hacer del silencio hábito
por mor del estar,
no se sabe dónde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

TAN FUERTE.

Soy tan fuerte, tan entero me encuentro que no me asusta la muerte que me ronda. Tan fuerte estoy que no me horroriza respirar por e...