sábado, 7 de enero de 2017

McMenú.

Se abomba hacia dentro la alambrada
dándonos niños en carne picada,
para menús infantiles de cumpleaños
en centro comercial,
con descuento por grupos
y ludoteca monitorizada.

A veces nos llega la metralla
y con ella forjamos alambre,
catenaria
y hormigón armado a doble capa.

La vida sigue,
tras los sobresaltos,
y celebramos cumpleaños
de carne picada,
ajenos a la alambrada,
a la metralla,
en ludoteca por cable,
de banda ancha.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

AQUÍ PAZ Y DESPUÉS MEMORIA.

Igual debería negarme, amputarme parcialmente  lo que no acomoda  por mor de la conveniencia.  Igual debiera incurrir en amnesia,...