sábado, 7 de enero de 2017

LÁNGUIDO FINAL.

Se marchita el espumillón
mientras la flor de pascua desentona.

Las luces son vidrio muerto
y el gris retorna a la realidad.

Ya hay cadáveres
de juguete efímero
por los contenedores empachados.

Se oyen suspiros
de abetos supervivientes
y las estrellas desisten
de aspirar a cometa.

Nos saludamos al cruce,
mas la sonrisa no es tan osada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BARCELONA.

Al grito de dioses viejos y odios cultivados, se siegan vidas al paso para germinar rabia en bruto. Tras la sangre injusta y alguna p...