lunes, 20 de octubre de 2008

LA FUGA

Hoy quisiera
estar recóndito,
fuera de escena
y ajeno
al nuevo acto,
que bastante aprendida
tengo la obertura.
Hoy huiría,
y puede que me evada,
cavando a cuchara vieja
un túnel en las vivencias,
a bocado de tierra propia,
y adoptada.
Sacar la cabeza,
emerger de la topera
y aspirar aire
fresco de hierba virgen.
Correr descalzo
dejando las cadenas
disolverse por el uso,
por el abuso
de tenaza.
Solo una prenda
me anuda el cuello,
elástica,
devolviéndome a cada poco
a la celda.
Pañuelo que no pierdo,
ni cedo,
ni me arrebatan.
Único patrimonio
de un indigente
de afectos.
Y habra dolores
de parto en la huída.
Dolor amputado
mas aséptico,
curativo
de tumores
arraigados.
No cabe recurso
a mi sentencia,
solo cambio
de grado en la pena.
Mas pena.
 

2 comentarios:

  1. Tome mi mano aquí mostrada, paseemos en busca de frescor, derrotemos la angustia, la pena, que los afectos prodiguemos pues seguro así recibiremos.

    ResponderEliminar
  2. Mariposa amarilla que besas las flores del jardín de mis sueños, no me despiertes. Puedes saltar de luz en luz, de charco en charco con tu viento, pero no me despiertes hoy de ti en mí.

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

ADVERTENCIA.

Hoy desperté en amargo,  de mal bocado,  nublado de rabias,  tendente a lo lastimero  y lastimoso.  Hoy me levanté  a contrahu...