miércoles, 22 de octubre de 2008

SIENDO TÚ

Cuánto harías
siendo tú,
siempre tú,
sin mutar,
sin extraviarte
en derroteros erráticos
a la mínima burbuja.
Sin perder la mirada
en fantasmas suspendidos
que no están.
Cuánta fiesta
sería fiesta,
sin tragedia griega,
sin drama en ración.
Sin encontrar ofensa
en cada sílaba,
ni enemigo
en cada presente.
Vuelve,
pero de continuo,
o de continuo,
en lo esporádico,
te irás yendo
sin retorno.
Sé tú,
fallida
como todos,
puñetera
si te place,
a tu voluntad
mas tú,
no otra,
no el delirio
espeso,
denso
y reiterado
que me consume
la gana
de ser,
de ocupar
ningún espacio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...