jueves, 20 de octubre de 2011

CRUJIDOS OPORTUNOS

Lo que cruje es la vida
a tu paso cual cáscara
de fruto amargo caído
como aviso de tu gravedad.
Pues a veces transitamos
con falsa conciencia de leves,
en ilusión levitada,
arrogantes y etéreos.
Pero el crujido despierta
y nos devuelve densos,
lesivos de los senderos,
siempre cortos laberintos
que no ansiamos resolver. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

TAN FUERTE.

Soy tan fuerte, tan entero me encuentro que no me asusta la muerte que me ronda. Tan fuerte estoy que no me horroriza respirar por e...