jueves, 20 de octubre de 2011

CRUJIDOS OPORTUNOS

Lo que cruje es la vida
a tu paso cual cáscara
de fruto amargo caído
como aviso de tu gravedad.
Pues a veces transitamos
con falsa conciencia de leves,
en ilusión levitada,
arrogantes y etéreos.
Pero el crujido despierta
y nos devuelve densos,
lesivos de los senderos,
siempre cortos laberintos
que no ansiamos resolver. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ENTREGAS.

Otro viaje en tren a la capital vetusta, a entregar libro nuevo de viejo trovero. Gastos de envío incluídos en el encuentro grato. A...