martes, 25 de octubre de 2011

VOCACIÓN EVOLUTIVA

Algún componente falta
en este planeta tóxico
para que el hombre sea,
para que sea humano
en el sentido fabulado
por quién reniega
de animalidad mutada.
Mutada en bestia perversa,
degenerando la especie,
avergonzando a la biosfera,
a la que enferma
cual virus venéreo.
No habrá otra Tierra
dónde campe la versión mejorada,
pues somos ángeles exterminadores,
y la gente buena
no es más que la que lucha
por no ser lo que es.
O serlo menos.
Hasta los Dioses que inventamos
son chivos expiatorios
del apocalipsis,
que está en nosotros,
nuestra vocación evolutiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...