jueves, 27 de octubre de 2011

DECISIÓN DE VENTANA

Se escapó por la ventana, 
recién levantado, 
en pijama ajado, 
dejando las zapatillas 
colocadas, 
para no ensuciar el aire 
y partir descalzo, 
mas no voló 
y abrazó el jardín, 
como esperaba, 
tal como quiso, 
en ese instante 
en que decidió, 
resuelto sin ambages,
poner fin al tránsito, 
a este tratamiento 
que es la vida, 
una terapia fallida 
que nos lleva al mismo sitio, 
distinto tiempo, 
casi nunca decidido. 
Allí le vi, 
aún caliente, 
sereno, 
ausente. 
Fotografié la nada, 
no tan aséptico
como corresponde, 
lo que ya no era 
lo que conocí. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...