viernes, 20 de abril de 2012

LA VOZ

Esta epidemia de incertidumbres,
que avanza como marea gris
contra los llanos,
busca apagar colores
y sembrar silencios,
llevándose la voz
entre la negra espuma.
Pero la voz no calla
aunque el papel se empape
en el chubasco oscuro
de la necia borrasca
de la usura.
La voz está en las bocas limpias,
en los renglones futuros
que paso se abrirán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ENTREGAS.

Otro viaje en tren a la capital vetusta, a entregar libro nuevo de viejo trovero. Gastos de envío incluídos en el encuentro grato. A...