martes, 10 de abril de 2012

SERMÓN

Cuando las lágrimas llevan jabón
para lavar culpables dolores,
cuando se tapa mierda con flores
y éstas se riegan con bendición,
puedes perder todos los temores
a los castigos a fuego lento,
para la muerte vete contento
que te absolvieron de tus errores.
Pero eso sí,
cumple la penitencia,
sigue sumiso,
frena tu incontinencia,
lava tus manos
en pilas sin conciencia,
cree en los milagros,
reniega de la ciencia.
Pero predica contra los soeces
sodomitas fugados del armario,
vaticínales el peor calvario,
pues del pecado somos los jueces.

Y si te invaden impuros pensamientos
y de la carne esclavitud padeces,
flaqueando en el empeño a veces,
bajo sotana hay buen encubrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ADVERTENCIA.

Hoy desperté en amargo,  de mal bocado,  nublado de rabias,  tendente a lo lastimero  y lastimoso.  Hoy me levanté  a contrahu...