sábado, 7 de junio de 2014

MENINA

Mucho ayuno de presencia,
dieta de ausencias,
me alimento de horas vacías,
hueco tiempo diurético.
Luzco palmito de hidalgo,
desnutrido de esperanzas
y en el sueño combato
contra gigantes de aspa seca
que custodian tu cautiverio.
Mas despierto y descabalgo
de bruces contra el pavimento,
el hueso cruje y el alma escarcha.
Asumo tu crueldad de infanta,
menina atrapada en lienzo amargo.

2 comentarios:

Comente si quiere que se publicará si me place.

PARA QUÉ PREOCUPARSE.

Entended que no somos en proporción a lo que existe, a lo que sabemos que es y que vivir es pestañeo de un Dios imaginado. Para qué pr...