sábado, 10 de enero de 2015

Definitiva.

No des por sentado
todo lo aprendido
en la torpe ruta
de lo vivido,
lo transitado,
pues todo muta.
Todo computa
en esta libreta
tan apaisada,
lejos la meta
tras la disputa
con la manada.
No queda nada
tras esa muerte
que se adivina,
última suerte
asegurada,
definitiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...