martes, 27 de enero de 2015

SUELO AMARTE.

Suelo amarte en los descansillos
de esta tozuda escalera 
que a la rodilla vence. 
Así, en parada feroz 
sobre un pasamanos cautivo. 
Suelo amarte en los recreos 
de este curso repetido, 
fumando a escondidas 
entre jadeos. 
Suelo amarte en las corvas, 
sediento de los pliegues, 
en prospección agresiva 
de los óleos que me ungen. 
Suelo amarte entre tiempos, 
en la pausa, 
en intermedio lento 
tras el aria principal 
más melancólica, 
afinando el cello 
en los tonos roncos. 
Suelo amarte a contratiempo, 
a tempestad de furia, 
a intemperie brava, 
a estridente foco cenital 
de Segismundo, 
viviendo sueño, 
soñando vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BATRACIO.

Uno va a aprender  a recuperar palabra,  aunque sea más croar  de batracio en charca,  que no príncipe encantado  y no habrá beso ...