domingo, 18 de enero de 2015

Día ajeno.

Era un día plagiado,
a otra vida sustraído,
un reflejo de tiempo ajeno
incoherente a la biografía.
Días fuera de fecha,
caducados a la mañana,
día improbable
pero siempre repetido.
Día muerto,
cruz de almanaque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

Ese dios que nunca hubo.

Ese dios que nunca hubo, que nos hizo cobardes a la par que soberbios. Cobardes para necesitarlo y demasiado soberbios como para no ac...