martes, 27 de enero de 2015

El río.

Reconocido el río
que muere salino,
espumado en la cópula
con lo inmenso
de horizonte tallado,
océana sepultura
de las orillas visitadas,
los juncos violentados
y la preñez de peces.
Arrastrando sedimentos
de cuerpos lavados
en lujuriosa frescura,
sangre injusta y secreta,
desperdicios de suceso,
tiene el río páginas húmedas
de breve historia.
El río lleva
mas nunca trae.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BARCELONA.

Al grito de dioses viejos y odios cultivados, se siegan vidas al paso para germinar rabia en bruto. Tras la sangre injusta y alguna p...