jueves, 15 de octubre de 2015

MIRO.

Circunspecto


A veces miro, 
distante en hielo, 
en la atonía, 
neutro, 
expectador de nada 
pues sólo hallo hueco, 
vacío insano 
ciertos días 
de aconteceres sabidos. 
Ni me pregunto 
ni me contesto, 
miro, 
veo, 
y por mi mirada pasan 
las naves quemadas 
sin huída posible. 
Miro lo que pudo ser, 
lo de quizá, 
tal vez, 
mas no me importa. 
A veces, 
cuando así miro, 
no me importa. 
Podría caerse el Sol 
o colapsarse todos los Universos, 
que miraría, 
mientras posible fuera, 
miraría, 
así, 
como un vigía de piedra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BATRACIO.

Uno va a aprender  a recuperar palabra,  aunque sea más croar  de batracio en charca,  que no príncipe encantado  y no habrá beso ...