miércoles, 7 de octubre de 2015

PREGÓN.

Mercáu de Cenera 2015.

Se hace saber a todo 
aquél que escuchar pudiera,  
y pudiendo lo quisiera, 
lo que explico de algún modo 
que hasta un tonto lo entendiera. 
Que la vida son dos días, 
sin Dios, ni uno ni trino, 
y gastarla en desatinos 
cosa es de bellaquería, 
gente zafia y de mal vino. 
Atesorad primaveras, 
ahorrad en necio disgusto, 
que cualquiera, de un mal susto, 
queda redondo en la acera 
o tieso tras un arbusto. 
Gozad bien de los amores, 
padecer es necedad, 
siempre hay oportunidad 
o de encontrarlos mejores
o, por qué no, la soledad, 
que, si se lleva con seso, 
elegancia, galanura 
y una mano de cordura, 
siempre hay un trozo de queso 
para un ratón con bravura. 
Así que, resumiendo, vivid, 
que morir es un momento, 
agotad todo el aliento 
y en mala hora morid 
y que sea sin tormento. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...