miércoles, 6 de enero de 2016

El vals de los idiotas.

Hay que acabar la fiesta
con el vals de los idiotas.
La burla orquestada
y la meada en territorio.
La zafia carcajada
de bufón y replicante.
Hay que danzar
sobre el fango,
a sabiendas de la herida.
Hay que insistir.
Otra vuelta,
otro paso más,
pisotón y retroceso.
Que se vea la gracia,
la opereta buffa
del estrambote.
El vals de los idiotas,
colofón a la pantomima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...