DOMINICAL.

Dominical despierto,
festivo sólo lo justo,
nada litúrgico
y padre,
por esencia y día.

Entre notas
de jazz, me desperezo,
Radio 3 veló la noche
de corriente alterna
e iniciamos rutina
física y química,
por aquello de la permanencia.

Oviedo nada en niebla,
lustrando las gárgolas,
y en este cerro
trenzamos los días. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

CEDIENDO PASO A LA PRIMAVERA.

DESEOS 2017.

816