domingo, 19 de marzo de 2017

DOMINICAL.

Dominical despierto,
festivo sólo lo justo,
nada litúrgico
y padre,
por esencia y día.

Entre notas
de jazz, me desperezo,
Radio 3 veló la noche
de corriente alterna
e iniciamos rutina
física y química,
por aquello de la permanencia.

Oviedo nada en niebla,
lustrando las gárgolas,
y en este cerro
trenzamos los días. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

VIVIR AL CABO.

Disipadas las pirotecnias en la agonía del espumillón vuelve el frío del día común de otro año incierto. En los propósitos uno sólo, ...